Amistad animal

Tiernísima historia de una cabra que entra en depresión y deja de comer porque hecha de menos a su mejor amigo, un burro…

Hasta que después de 6 días sin comer, deciden intentar traerle a su mejor amigo a ver si así se alegra. Prepara pañuelos…

Ambos fueron rescatados de una granja que los tenía en condiciones deplorables, pero cada uno fue a una protectora diferente, así que tras 6 días sin que la cabra, Mr. G, se moviera de ese rincón, decidieron que iban a traer a su amigo Jellybean para intentar animarla.

Ya desde el momento en el que oye al burro bajar del camión se le alegra la cara. Y poco después vuelve a comer y a ser feliz.

Sin duda, a veces los animales demuestran tener más humanidad que muchos seres «humanos».



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.