Cuando la pasión se desata…

¿Qué ocurre cuando las tortugas se ponen cariñosas?

Pues eso.
Consejo: ¡nunca metas la p…. en la olla!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.