Cuidado con el tren

Esta trepidante persecución policial en Estados Unidos acaba de una manera, cómo decirlo… inesperada, sí, esa es la palabra.

En plena huída se estrella contra un tren, pero la cosa no acaba ahí, quédate hasta el final…

Por suerte, la fugitiva sólo acabo con un brazo roto, su Mercedes no tuvo tanta suerte.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.