El guardaespaldas

Decían que había muerto, pero se debe haber reencarnado en este muchacho taiwanés. Os váis a quedar de piedra.

Nosotros aún tenemos que colocarnos la mandíbula en el sitio.



One comment on “El guardaespaldas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.