El programador callejero

Hoy traemos una historia que nos ha encantado. Se trata de un informático muy, pero que muy especial.

Esta historia empieza con Patrick, un programador informático que tuvo la brillante idea de buscar a una persona vagabunda que estuviera en la calle injustamente.
El plan consistía en regalarle un portátil y ofrecerle unas clases gratuitas de programación. El «afortunado» alumno era Leo, un hombre sin hogar pero con un gran corazón.
Lo que empezó siendo un entretenimiento para Leo, acabó convirtiéndose una obsesión por el mundo de la programación. Fue entonces cuando Patrick decidió contratarle para darle una oportunidad. Pero Leo rechazó esta estupenda oferta con una sola frase: «No, quiero hacer de este mundo algo un poco mejor»
Parece que el que no tiene nada, no necesita tampoco nada, y es por tanto un hombre afortunado. Está claro que muchos deberíamos aprender de este gran hombre…
¿Que cual es el final de la historia?
Pues será mejor que lo veas tú mismo.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=lKcZ551Ex4w&w=640&rel=0&showinfo=0&start=00]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.