La abuela marchosa

A todos nos gusta tener una abuela con marcha…

Pero igual no tanto, ¿no?

La abuela marchosa

Por favor, un poco de autocontrol.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.