No me invitaron

Hay veces que una imagen vale más que mil palabras.

Pobrecillo, que poco costaba hacerle un huequecillo.

Ya lo dice el anuncio:

Donde caben dos caben tres y donde caben tres…

No me invitaron

¡No tenéis corazón!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.