Parecido razonable

Hay parecidos más que razonables… y otros que no lo son en absoluto. A ver si lo véis vosotros.

«¿Soy la única que piensa que mi padre se parece a Obama?»

Pues sí, hija, eres la única, y que dios te conserve el oido…porque por la vista ya no se puede hacer nada.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.