¡Por vouyeur!

La verdad es que cuando a uno le pillan con las manos en la masa suele ser una situación bastante embarazosa.

A ellas parece no haberles importado demasiado.

Sorpresaaa

La verdad es que en este caso no sabemos quien está más ruborizado…

¡Sorpresa!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.