¿Te imaginas a tu abuela?

La nuestra desde que descubrió internet ya no es la misma…

Ojalá nunca le hubiéramos enseñado internet, si es que hay cosas que no deberían mezclarse nunca.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.