Volviendo de fiesta

Es ya un clásico. Vuelves de fiesta y visitas la nevera.
Si claro, pero para comer algo.

Madre del amor hermoso.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.