¡Alto o disparo!

El terrorismo últimamente deja mucho que desear. Esto es lo que pasa cuando se contrata a «aficionadillos».

Alto o disparo!

¡Viva el terrorismo amateur!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.