Cagada de noche

Cuando te pasas te lo pierdes. Ya lo hemos comentado en otras ocasiones.
Pero esta vez ha tocado el cielo (o el infierno, más bien).

Ahí es cuando te preguntas: ¿Cómo acabé yo así?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.