La sillita de la reina

Que recuerdos de la infancia…

Y que bonito poder realizar tus fantasías infantiles cuando creces. Maravilloso, se me saltan las lágrimas de lo emotiva que es esta imagen.

Eso sí, se nota que estamos en el futuro, ahora la silla es motorizada.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.