¡Que me come!

Mucho cuidado con el monstruo porque está hambriento.
Sí amigos, y le encantan los huevos.

A él también LE DABAN DOS.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.