Un gran cuerpo

Lo primero es lo primero. Y lo primero que tenemos que hacer hoy es felicitar a estos bomberos por su gran gesto.

Es el grupo de bomberos que se negó a derribar la puerta de una señora octogenaria que iba a ser desahuciada.

BOMBEROS-OLÉ

Nuestras más sinceras felicitaciones.

Vuestro turno, policía.

OLÉ.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.