Ya están aquí las nuevas porras de los antidisturbios.

Por fin ha llegado el arma definitiva para disolver a los manifestantes molestos.

¡Zas, en toda la boca!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.